Link Building: Todo lo que debes saber

Link Building: Todo lo que debes saber

El Link Building es una de las técnicas de posicionamiento SEO que más atención y constancia requieren, puesto que las acciones que se ponen en práctica dependen en gran medida de terceros actores. Asimismo, una campaña de Link Building, aunque esté perfectamente orquestada, tardará en dar frutos (como la mayoría de estrategias de Marketing Digital), por lo que hemos de ser pacientes y no desanimarnos pese a que los resultados se hagan de rogar. Es de radical importancia que, en el caso de que seamos una agencia de marketing que trabaja para otra empresa, sepamos transmitir esta última idea a nuestros clientes, ya que si la obviamos es más que probable que se impacienten y nos acaben pidiendo cuentas antes de tiempo.

El Link Building, en esencia, consiste en la colocación de enlaces que redirijan a nuestro site en webs de terceros. Esta ‘colocación’ ha de realizarse de la manera más natural posible, es decir, tal y como si fuesen las páginas externas las que, motu proprio, hubieran incluido nuestro enlace en alguna de las publicaciones de su blog o en sus redes sociales (de hecho, llegar a lograr precisamente esto sería el culmen de una excelente acción de Link Building). Existen diversas técnicas para llevar a cabo esta potente herramienta de SEO Off Page, aunque no todas ellas son igual de efectivas. A continuación veremos algunas de las que mejores resultados han demostrado dar a lo largo de los últimos años.

Cómo ejecutar una estrategia de Link Building orgánica y natural

Aunque parezca paradójico, en no pocas ocasiones deberemos contactar con nuestros competidores directos (sobre todo si estos son referentes en el sector en el que desarrollamos nuestra actividad digital) para que nos echen una mano. A cambio de que ellos coloquen uno de nuestros enlaces en alguno de sus artículos (siempre con sentido, es decir, de manera natural y concordante con el argumento, tema o concepto abordado), nosotros haremos lo propio en unos de los posts de nuestro blog. Esta práctica es denominada Guest Blogging.

Como apuntábamos más arriba, esto también puede hacerse en redes sociales, y, de hecho, es más que recomendable que consigamos repartir nuestros links entre publicaciones más o menos fijas y aquellas más inmediatas, como las de los Social Media. Estos últimos, debido a su mayor alcance, pueden proporcionarnos una gran alegría, en el caso de que los seguidores de determinada red social comiencen a compartir en sus perfiles esa publicación en la que aparece nuestro enlace. En definitiva, de este modo estaremos consiguiendo publicidad y difusión gratuitas, además de estar ganando puntos de cara al posicionamiento SEO.

No obstante, el Guest Blogging suele practicarse sobre todo entre webs amigas, ya que es una sencilla manera de conseguir enlaces externos de forma rápida y gratuita. Con todo, si las webs en las que conseguimos colocar nuestros links no poseen una autoridad considerable (un valor que recae en manos de Google), estas referencias externas apenas tendrán repercusión en nuestra propia reputación (es decir, que no estaremos ganando muchos puntos en cuanto a posicionamiento SEO se refiere). Es por ello que, antes de lanzarnos a pedir a otros sites que nos menten en sus publicaciones, es aconsejable realizar un estudio para determinar cuáles son aquellos compañeros que más nos convienen.

Una vez tengamos una idea aproximada de quiénes son los líderes de nuestro sector (y de aquellos otros en los que nos convenga hacernos un hueco), podremos ser más precisos a la hora de estructurar nuestra estrategia de Link Building, colocando nuestros enlaces en los comentarios a las publicaciones de sus foros. En este sentido, hay que tener especial cuidado en no incurrir en el llamado Link Bomb, una práctica abusiva que Google tiene muy controlada: si atiborramos dichos espacios con nuestro link y lo hacemos de manera poco sutil, seremos calificados de spam, lo que supondrá no solo la expulsión del blog o foro de turno, si no sobre todo la consecuente penalización por parte de Google. Asimismo, otra de las acciones indispensables que toda estrategia de Link Building debe incluir es la monitorización continuada y periódica de nuestros enlaces, puesto que muchos de ellos quedarán obsoletos con el tiempo (webs caídas, cambios en la legislación, etc.), algo que Google no tardará en detectar y hacernos pagar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *